SEGUIMIENTO DE UN TRATAMIENTO DE REMODELADOR FACIAL. (Remodeling Face)

Cliente: Rosario P. R. de 64 años de edad. Presenta una piel con tendencia a la flacidez, de aspecto mate y algo cetrino, poro dilatado, gruesa, sensible y cuidada. Persona ordenada en su higiene, alimentación y cuidados estéticos.

Se hace una sesión de mantenimiento cada 3 o 4 semanas. Ahora se ha hecho un intensivo de 5 sesiones, una por semana.

Se aplicaron aceites esenciales de incienso y mirra, aceite de argán y rosa mosqueta. Crema de ácido hialurónico y mascarilla de levadura de cerveza además de colágeno y elastina. Mediante el aparato y sus diferentes tipos de corriente estos productos penetran a la profundidad deseada en cada momento.

Resultados: Tonificar, oxigenar, hidratar y nutrir todas las capas de la piel de rostro y cuello así como de los músculos faciales, produciéndose una recuperación de la vitalidad general, mejorando la circulación sanguínea y linfática,  consiguiendo la remodelación de óvalo facial, reducción de descolgamientos y arrugas, atenuación del surco nasogeniano, elevación de pómulos y cejas, ojos más abiertos. La piel adquiere una apariencia más joven y luminosa.

Este tratamiento provoca la autoregeneración natural de las zonas tratadas, de modo que durante varios días después de su aplicación el trabajo continua de forma autónoma.

         
1ª sesión 2ª sesión 3ª sesión 4ª sesión 5ª sesión
         
Detalles antes del tratamiento
     
  Después de la última sesión